"I'am my own Nemesis"

I CAN RESIST ANYTHING BUT TEMPTATION...(Oscar Wilde)

Viento

viernes, julio 22, 2016

Habían luces extrañas, luces bajo las cuales no se está acostumbrado a ver los rostros. Las facciones se veían cambiadas.

Había un viento tan delicioso que no me saciaba (porque siempre acabo pidiendo más). Cerrando los párpados para sentirlo mejor. Para sentirlo en la boca. En el cabello despeinado, suelto, libre. Sentía ese viento en los espacios que hay entre mis piernas. En el cuello. En las curvas de mis senos. 

Si me das viento no necesito mucho más para sonreír.  No necesito mucho más para olvidarme de todo. De dónde estoy, de adónde voy. Me quedaría en el mismo lugar hasta que salga el sol  y me haga recuerdo de que el viento, aunque no se acaba, es esporádico. Como los momentos felices.







Elastico

jueves, abril 21, 2016

Hablamos de desgastar todo. De extender el dolor en tiempo y espacio. Ese ir y venir, destrozo progresivo que nunca llega a la destrucción porque, seamos realistas, no hay nada de crudo en la destrucción, la perdida, concreta como es, es reconfortante y él me hablaba de cualquier cosa menos comodidad. Yo creía que me hablaba de ir tolerando cada vez más, estirando la materia, el cuerpo, hasta que venza pero no hasta que quiebre. Pero aparentemente era más que eso. Tenía que ver, según me dijo, con que la mejor forma de sentir el amor, en un lugar tan adormecido, sólo se logra volviendo de la devastación más profunda. Y para volver no hay que quebrar, para volver hay que estirar. 
No volver  era también una opción pero... no sé. Siempre lo imaginé volver.


miércoles, abril 06, 2016

(...)
No llegaré a saber por qué ni cómo, nunca
ni si era de verdad lo que dijiste que era,
ni quién fuiste, ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos,
querernos, esperarnos, estar.

Ya no soy más que yo para siempre y tú
Ya no serás para mí más que tú.
Ya no estás en un día futuro
no sabré dónde vives, con quién
ni si te acuerdas.


No volveré a tocarte. 
No te veré morir.

(Idea Vilariño)


aquí en casa
las paredes presionan hacia adentro igual que esta fiebre
que me aprieta desde mis cachetes y me mira sin decir nada
imagino la mueca que tengo con la boca en un nudo
y mis ojos tratando de entender 

la espalda se amolda al sillón
a la cama
al piso
a la silla de la mesa del comedor donde acabo de comer 
a mi debilidad de músculos
y a la dudosa estructura de razones que tengo
pero sigo sentada
aquí
sin hacer nada
porque siempre será más fácil estar de brazos y piernas cruzadas
y mas seguro
y mas cómodo 
y que lo único en movimiento sean esas agujas que no paran de golpearte la nuca.   

pensar en vos y en mi, es como
una granada a activar
y lanzar con alguna fuerza
en alguna dirección
con algún objetivo
pero mi conformismo decide antes que yo
y las deja pasar una después de otra
semana a semana
vida tras vida.